15/9/10

Ariel Pink's haunted graffiti - Before today (2010)


Entre twitter, facebook, lastfm, blogs y los muchísimos sitios web a los que estoy suscrito para no enterarme un día tarde que Band of horses sacó un disco nuevo o que Thom York se tiró un pedo a colores, la cantidad de bandas nuevas que veo mencionadas diariamente es ridícula. En realidad, ridículo sería darle una chance a cada una de ellas, ya sea bajándome sus discos o dándome una vuelta por sus respectivos myspace o videitos en youtube. Simplemente no alcanza el tiempo, y menos si tienes a) un trabajo y/o b) una vida.

Es así como, usando una lógica que obligaría a los seres humanos a comer pasto (porque millones de vacas no pueden estar equivocadas), termino dándole bola a aquellas bandas que a todos parece encantar. Y no hace mucho una de esas bandas era Ariel Pink’s haunted graffiti.

No habiendo escuchado nunca nada de ellos, decidí empezar por youtube. Suelo empezar por ahí porque además de escuchar la propuesta de una nueva banda/artista, me gusta ponerle una cara al nombre, ver qué tan popular es/son (según las vistas del video), revisar primeros trabajos y chequear qué onda sus conciertos. Y con qué me encuentro? Esto:


Wow wow wow. Claramente debía haber algún error, o probablemente fuera un experimento raro de sus inicios o algo así. Había que buscar otro video.

Ok, no entiendí una cosa. ¿Me parece, o estos chicos piensan que alguien tiene la plata suficiente para comprar toda la droga que hace falta ingerir para disfrutar uno de estos videos? Todos sabemos que desayunar un bol con hongos marinados en LSD mientras miras este tipo de videitos es un programón, pero digamos que no es un lujo que cualquier cristiano pueda darse muy seguido. Entonces, ¿cómo es posible que una banda con videos que hacen que un programa de Capusotto parezca Avatar, y con el sonido un cassette barato y 5 veces sobregrabado que compraste a fines de los ochenta (y me refiero al sonido que tendría HOY ese cassette) sea la sensación entre tanta gente en cuyo gusto musical suelo confiar?

Ojo: respeto a quien le pueda a llegar a gustar un delirio semejante, y nadie puede culparme de no estar abierto a escuchar nuevos sonidos o proyectos experimentales, pero era simplemente muy improbable que ESO sea lo que tanto calentaba a una gran parte de la movida musicóloga internauta. La situación de enclaustramiento de un minino era evidente (había gato encerrado). Decidí llegar al fondo del asunto.

La investigación duró muy poco. Leer una breve reseña de allmusic.com y escuchar Before Today me bastó.

Soy tan vivo que a veces hasta yo mismo me sorprendo!

Mi conclusión: lo de Ariel Pink es el viejo caso del tipo que empieza grabando sus delirios musicales de manera ultra-casera en un rincón de su casa, luego arma una bandita con un nombre excéntrico, hasta que un día es descubierta por una disquera ultra hip que decide lanzar sus discos como diciendo “oh, miren lo que descubrimos, somos re vanguardistas”, hasta que un par de años más tarde son contratados por otra disquera con buen ojo comercial e intenciones más mainstream, y sacan un disco que la mayoría de nosotros puede disfrutar sin la necesidad de tener el mismo nivel de drogas en la sangre que Pete Doherty.

Espero que no haya ido manejando a esa fiesta.

Con Before today, Ariel Pink rebajó la cuota lisérgica de sus anteriores entregas, pulió un poco (no mucho) el sonido y se concentró en hacer un pop rock de melodías pegadizas que suena a los 70's y a una clara fijación a la obra de Bowie. Sinceramente impecable, un discazo que hoy por hoy disfruto mucho. Supongo que hay que darle mucho crédito a la disquera nueva y al productor que redirigieron el camino de la banda y tradujeron tanto delirio en un idioma musical bastante más digerible que lo anterior, ahorrándole de paso a mucha gente una barbaridad de plata en barbitúricos y psicotrópicos.


(LINK REMOVED BY REQUEST)


5 comentarios:

yomatealwebsheriff dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
anzu dijo...

que buen post, me hiciste reir bastante, te banco la visión critica y afilada, estos pibes cancherean por demás, y además yo tampoco pude pegar hongos marinados este martes a las 3 de la tarde.

sonidos lejanos dijo...

Qué disco más bueno. Ese me enganchó con Ariel's Pink.

Saludos!

Pedro dijo...

ariel pink es hiper adictivo, y su sonido borroso no creo que se necesiten kilos de drogas para ser disfrutado, creo que esta música en si es droga y como ciertas discos realmente originales requieran de cierta paciencia para desembarazarse de los pre-conceptos sonoros que dominan nuestras oídas y entender que se esta ante un sonido mas exigente y riesgoso, como en su momento fue el shoegazing, que para un pibe crecido en los 80, semejaba una bola de sonidos incomprensible y es eso lo que que sea interesante... pues bueno el desacomodo que genera Ariel me parece que es de igual rango... Te recomendaría humildemente que investigues los conceptos de hypnagogic pop y la hauntology. Quizás estas nuevas etiquetas tengan algo de snob y cliché, pero al momento de ir a los discos se compensa por demás y descubrirás muy buenos artistas y discos..

PERUCHO dijo...

Gracias Pedro, me gustó tu comentario. Investigaré un poco... saludos!